Si tienes una prótesis dental, sabes lo importante que es mantenerla limpia para evitar problemas de salud bucodental. Por suerte, limpiar tu prótesis es fácil y solo toma unos minutos al día.

A lo largo de este artículo, te mostramos las mejores técnicas y productos para mantener tu prótesis reluciente y segura de usar. ¡Sigue leyendo y descubre cómo hacer que tu prótesis dure más tiempo!

¿Por qué tengo que limpiar mi prótesis dental?

Como decíamos en la introducción, es importante limpiar tu prótesis dental regularmente para mantener una buena higiene oral y prevenir problemas de salud., como una infección.

La acumulación de placa bacteriana y alimentos causan mal olor, infección y enfermedad en las encías y la boca. Además, si no se limpia adecuadamente, se vuelve pegajosa y causa molestias y dificultad en la masticación.

Por otro lado, limpiarla regularmente también ayuda a prolongar su vida útil y evita que se estropee o dañe con facilidad. Sin pasar por alto que si no limpias la prótesis con regularidad empieza a tener un aspecto apagado y descolorido. Mantenerla limpia mantiene su brillo y buen aspecto.

Por último, una prótesis dental limpia hará que hablar y comer sea más cómodo, ya que no habrá acumulaciones no deseadas entre el aparato y la boca.

Cómo limpiar la prótesis dental según el tipo de prótesis

Una vez colocada la prótesis dental, es importante cuidarla bien. Las rutinas diarias de higiene bucodental deben incluir el cepillado y el uso de hilo dental, así como enjuagues con un colutorio especial antibacteriano.

Además, debes acudir a las revisiones dentales programadas con regularidad -generalmente, al menos dos veces al año- para asegurarte de que la prótesis se ajusta correctamente y resulta cómoda. Durante estas citas, tu dentista también evaluará el estado de tus dientes, encías y otros tejidos bucales.

Con un mantenimiento y unos cuidados regulares, una prótesis dental puede durar muchos años.

En función de si la prótesis es fija o removible, veamos algunas recomendaciones para su cuidado.

Limpieza de las prótesis dentales fijas

La limpieza de la prótesis fija es similar a la limpieza de los dientes naturales y se recomienda seguir los siguientes pasos:

  1. Cepilla suavemente tus dientes y tus prótesis dentales fijas con un cepillo de dientes suave y una pasta de dientes sin abrasivos. Asegúrate de cepillar todas las superficies, incluyendo las encías y las áreas donde se unen los dientes artificiales con los naturales.
  2. Usa hilo dental o cepillo interdental para limpiar cuidadosamente las áreas difíciles de alcanzar y eliminar así posibles restos de alimentos que quedan atrapados.
  3. Enjuaga tu boca y tus prótesis dentales fijas con agua limpia varias veces.
  4. Evita el uso de productos abrasivos, limpiadores fuertes o cepillos duros para limpiar tus prótesis dentales fijas.
  5. Realiza esta limpieza al menos dos veces al día, y siempre después de cada comida.
  6. Además de todo lo anterior, es recomendable que vayas a la clínica dental regularmente para que el dentista o higienista te revise tu prótesis dental fija y te indique si necesita algún tipo de limpieza especial.

Cómo limpiar tu prótesis dental removible paso a paso

Aquí te presentamos una guía sencilla paso a paso para limpiar tu prótesis dental removible:

  1. Retira la prótesis de tu boca y colócala en un vaso con agua tibia.
  2. Emplea un jabón neutro y un cepillo suave para limpiarla cuidadosamente, asegurándote de limpiar todas las áreas, incluyendo las superficies internas y externas.
  3. Aclárala con agua limpia varias veces para eliminar cualquier resto de jabón.
  4. Colócala en un lugar fresco y seco para que se seque antes de volver a insertarla en la boca.
  5. Utiliza un cepillo de dientes suave para limpiar cuidadosamente las encías y los dientes.
  6. Usa seda dental gruesa o cepillos interdentales.
  7. Utiliza un buen irrigador dental para mantener las encías más sanas.
  8. Aplica un colutorio para enjuagarte la boca (cuando se indique).

Como recomendaciones generales de cuidado y mantenimiento, cambia el cepillo o el cabezal de tu cepillo eléctrico dental cada 3-4 meses y los cepillos interdentales cada 4-5 días. Limpia tu prótesis dental al menos dos veces al día, después de cada comida. Visita periódicamente a tu dentista o periodontista. También se recomienda que hagas una limpieza bucal profesional cada 6 meses.

Adicional a esto, hay productos diseñados específicamente para limpiar la prótesis dental, como un cepillo especial para prótesis, soluciones desinfectantes o de limpieza, etc. En cualquier caso, siempre es recomendable seguir las instrucciones del fabricante para asegurar una limpieza adecuada.

Qué no debes hacer para limpiar una prótesis dental removible o extraíble

Es importante tener en cuenta que, al limpiar las prótesis removibles o extraíbles, no se recomienda utilizar productos abrasivos como lejía, ácidos o productos químicos fuertes. Estas sustancias pueden causar daños en el material de la dentadura y decoloración. Tampoco debes meterla en un recipiente con agua hirviendo.

Además, nunca debes utilizar cepillos de cerdas duras ni dentífricos que contengan bicarbonato sódico, ya que estos materiales pueden rayar y desgastar la superficie de la dentadura. En lugar de utilizar estos productos, opta por cepillos de cerdas suaves y jabón neutro para una limpieza sencilla pero eficaz.

Consejos prácticos para limpiar prótesis dentales manchadas

Aquí te damos algunos consejos prácticos para limpiar correctamente la superficie de la prótesis dental cuando está manchada:

  • Usa un cepillo suave y jabón líquido para limpiar de forma sencilla la parte manchada de la prótesis dental.
  • Enjuágala bien después de limpiarla.
  • Para eliminar las manchas difíciles, utiliza un limpiador dental especial para prótesis dentales.
  • Evita el uso de productos blanqueadores demasiado abrasivos, como limpiadores de horno o con cloro, ya que pueden dañar o provocar arañazos en la superficie de la prótesis dental.
  • Es recomendable dejar la prótesis en remojo, en una solución de limpieza especial para prótesis dentales, durante la noche para ayudar a eliminar las manchas difíciles.

En resumen, ¿cómo limpiar una prótesis dental?

Limpiar una prótesis dental puede ser una tarea intimidante, pero con los pasos adecuados es fácil hacerlo y mantener tu prótesis con el mejor aspecto y tacto.

En primer lugar, asegúrate de quitarte la prótesis de la boca todas las noches antes de acostarte y enjuágate el exceso de partículas de comida o saliva. A continuación, sumerge la dentadura en una solución de agua y pastillas limpiadoras durante unos 15 minutos. Una vez retirada la dentadura, utiliza un cepillo de dientes de cerdas suaves para limpiar todas las superficies de la dentadura. Por último, aclara cualquier resto de solución limpiadora con agua fría y guarda la prótesis en un recipiente seco hasta que estés listo para volver a ponértela en la boca.

Limpiar tu prótesis con regularidad te garantiza que siga siendo cómoda y eficaz durante muchos años. En nuestra cínica realizamos tratamientos de prótesis dentales.